Nuestros Cuentos

viernes, 23 de junio de 2017

No seré un estafador del lugar común
y es que la cueva cinematográfica
los derretidos helados
las rosas del demonio de Cupido
mi amor, están sobrevalorado
Yo escribo nuestra elegía desde el bar de los peroles
 Inicio la historia con un académico: Erase una vez dos tortolos inaugurando lo acido del amor con un verde mango
 pintando un trágico boulevard en un trágica ciudad de un trágico país
con tu mirada incrustada en mis pensamientos siendo terca rosa de los vientos, vientos que secan la ropa que levitan en el alambre de la cómplice platabanda de caricias en plena noche bocae lobo donde silban pájaros sin sueños escupiendo balas a la luna por estar pegada al fraude electoral del desvelo
Así se fueron, así nos fuimos desanudando silabas en la patica de la oreja, desnudándonos en poemas y tascas, regando de risas todos los vagones del metro sin pedir más colaboración que el amor de ver tu sombra y yo te quise en plena balacera, yo te quise en pleno coliseo, yo te quise en plena requisa policial, yo te quise con la rapidez de una puñalada
Cantinero cámbiame la tristeza por un cobre de ron
de nada sirven las torres de parque central sin el arrebol en tu piel
de nada sirve el guaguancó en la plaza san Jacinto si tus pies no garabatean el asfalto
y mis manos no son el ula-ula de tu cintura
de nada sirve un aroma caliente si tus granos de café no cuelan mi alegría
 en plena rumba revolucionaria
de nada sirven las mezclas de dj magu en el cascabelero
si el cocuy no está macerado con tu lápiz labial
de nada sirve pedalear el parque
si el aire puro de tus pulmones me intoxican de soledad
para que andar desde las alturas del cabletren de mariche
si los rieles que me sostienen no son tus huesos
para que volar consignas desde las greñas rubias del árbol nacional
si tú no eres mi turpial
para que recitar en la piedrita
si tus sueños se fueron como un papagayo a la isla
para qué hacer una juntadera comunal
si tu ego, como todos los egos, no permiten amigos
Somos el enredo en postes de luz
Somos una relación diplomática con foto para la red social
Somos la hipocresía en VIP
Se nos tranco la partida
ninguno soltó la cochina
y ahora apestamos
No seré un estafador del lugar común

YO ESCRIBO YO ESCRIBO en el estribo del basurero Capital
 desde los eructos bajo el árbol de los peluches
desde el camión carnicero que pasea cabezas de muñecas de plástico
desde la periferia de los que no tienen historias de amor .

Alejandro Indriago.

Principal

Principal
para ver esta pag.haga doble click sobre la imagen